FORMACIÓN DE INSTRUCTORES

Lo que es necesario para convertirse en un instructor

La formación de instructores de Krav Maga requiere extremo cuidado y responsabilidad, por tratarse de una actuación profesional que implica riesgos de grandes proporciones, desde aquellos relacionados con el ejercicio corporal, incluyendo la formación de carácter y todos los riesgos de vida inherentes a la enseñanza de una arte de defensa personal.

El profesional mal preparado presenta un peligro para sus alumnos y para la sociedad. La función del instructor es enseñar técnicas de defensa personal, enseñando cuándo y cómo aplicarlas, desarrollando la autoconfianza y el autocontrol. Al trabajar el cuerpo como instrumento de ataque y defensa, se libera la agresividad, dirigiendo esa energía de forma sana y constructiva.

El proceso de formación de instructores adoptado por la FSAKM es el mismo creado por Imi Lichtenfeld (Z «L), el creador del arte. Este proceso es extremadamente riguroso, pues garantiza la calidad y alto nivel de enseñanza, y la difusión del Krav Maga, atento a las expectativas y riesgos ya expuestos.

El proceso de formación de instructores adoptado por la FSAKM es el mismo creado por Imi Lichtenfeld (Z «L), el creador del arte. Este proceso es extremadamente riguroso, pues garantiza la calidad y alto nivel de enseñanza, y la difusión del Krav Maga, atento a las expectativas y riesgos ya expuestos.

Implantado por el Maestro Kobi, el sistema de formación de instructores prepara a los profesionales a enseñar y orientar a los alumnos, sumando al instructor la función de educador. Para convertirse en un instructor de Krav Maga, se deben cumplir las siguientes etapas:

1- Se convierte en monitor

Después de algunos años de entrenamiento, los alumnos graduados que se destacan son indicados por sus instructores para participar del curso de monitores, que tiene una duración de 5 días, con 16 horas diarias en régimen cerrado en nuestro Centro de Entrenamiento. En él se incluyen clases teóricas y prácticas de Krav Maga con el Maestro Kobi; clases de anatomía, fisiología y primeros auxilios con profesores universitarios; la capacitación física y la vivencia con la esencia de la filosofía de vida del Krav Maga. Al final, si se aprueba en las evaluaciones del curso, el alumno se convierte en monitor.

2- Ser indicado para participar en el curso de instructores

Después de adquirir experiencia como monitor.

3- Pasar en las pruebas selectivas de entrada en el curso de instructores

Este proceso incluye 4 ítems: la indicación del instructor del candidato, evaluación psicotécnica, prueba física y examen técnico. Cada uno de estos elementos es eliminatorio y el candidato debe ser aprobado en todos para seguir para el próximo paso.

4- Estudios complementarios

El candidato deberá cursar las materias complementarias de anatomía, fisiología, nutrición deportiva, primeros auxilios, filosofía de las artes marciales y marketing, con carga horaria mínima de 20 horas en cada materia, en instituciones reconocidas por el MEC.

5- Formación en Krav Maga

Esta fase incluye toda la teoría, filosofía, didáctica y práctica del Krav Maga, en la cual el candidato aprende paso a paso a enseñar correctamente, a través de la didáctica propia del Krav Maga. Además, entiende cómo comportarse en el aula y las reglas y normas de conducta de la FSAKM. El curso de instructores tiene una carga horaria total de 400 horas.

6- Ser aprobado en las pruebas finales y monografía

Al final del curso, los candidatos son sometidos a las pruebas finales de todo el contenido enseñado y presentan monografía. Con un índice de aprovechamiento superior al 75%, son licenciados y reciben autorización para utilizar la marca Krav Maga, debiendo ser supervisados por la FSAKM, que imparte cursos de reciclaje periódicos, obligatorios para renovación de licencia para enseñar.

Este proceso es riguroso y exige mucho de sus candidatos, pero sólo así es posible garantizar la formación de instructores altamente calificados, que contribuyen a la formación de una sociedad mejor.