TÉCNICAS ESPECIALES

Escenarios con bastones, cuchillos y armas de fuego

Uso del bastón como instrumento de defensa y ataque

La utilización del bastón en la defensa personal comenzó antes de la década de 1940, por los grupos de defensa que luchaban por la independencia del estado de Israel. En la época, este conjunto específico de técnicas secretas del bastón era conocido popularmente de “Kapap”. El uso de armas de fuego estaba prohibido por el gobierno británico que dominaba la región en aquel período, lo que transformó el bastón en un importante instrumento de defensa y ataque.

Ante este cuadro, se creó en el Krav Maga una ramificación específica para el uso del bastón: técnicas de ataque y defensa para todas las circunstancias; defensas y ataques desarmados contra bastón; bastón contra bastón; bastón contra cuchillo; entre otros. Según la óptica del Krav Maga, el bastón funciona como una extensión rígida del brazo que potencia las defensas y los ataques, además de aumentar el alcance de quien lo utiliza.

Todavía hoy, el bastón es eficiente en varias situaciones de nuestro día a día. Su figura todavía intimida a los agresores, pues presenta la imagen de fuerza y ​​poder en las manos del que lo usa.

Cuchillo en combate

Las técnicas de combate con cuchillo fueron creadas por Imi siguiendo las mismas bases de toda la filosofía del Krav Maga, fueron desarrolladas para uso exclusivo y específico en situaciones militares. Su eficiencia fue comprobada en la Guerra de Independencia del Estado de Israel en 1948,  en todas las guerras y operaciones especiales realizadas por los grupos de élite de las fuerzas armadas israelíes. Estas técnicas están restringidas a los grupos especiales de la élite militar israelí y muy pocas personas, incluso en Israel, tuvieron el honor de conocerlas, condición absoluta e irreductible hasta el día de hoy.

El soldado aprende dónde debe o no alcanzar el cuerpo del adversario y cuál es la manera más eficaz para esto. El cuchillo y su huella se diferencian para cada persona y tipo de trabajo; y las técnicas son específicas para cada situación, permitiendo al soldado elegir la manera más rápida y objetiva para cualquier “problema” a ser eliminado.

Amenazas con arma de fuego

La amenaza con arma de fuego, sea pistola, revólver o incluso fusil, desde los años 70 es una situación común.

En este tipo de situación, debemos recordar que, con sólo un corto movimiento del dedo, el primer tiro es disparado. Por lo tanto, la reacción contra el arma de fuego debe ser bien calculada y ejecutada de manera rápida y segura. Estas reacciones involucran 2 aspectos principales: desvío del cuerpo, desvío del arma y su control; ataques y desarme del agresor.