HISTORIA DEL KRAV MAGA

Quién, dónde y por qué fue creado el Krav Maga

Década de 1940: guerra, violencia y muerte. Era urgente el surgimiento de un medio de mantenerse vivo.  Los más fuertes, con un poco de suerte, sobrevivían, los otros no.

Y fue a partir de esta necesidad de luchar por la vida que un hombre, Imi Lichtenfeld (Z «L), creó un método para sobrevivir en medio de todo ese horror. Percibió que todas las técnicas de combates y luchas existentes de nada valían ante aquella realidad y teniendo como herramienta sólo su propio cuerpo, como iluminado, percibió que esta «herramienta» podría ser muy poderosa, entendió que sus movimientos naturales podrían ser trabajados para la defensa propia y combate y que sus puntos débiles y sensibles también lo eran para su enemigo y adversarios, al final, el cuerpo humano es el mismo.

Con esta conclusión, creó una técnica corporal y espiritual que sería eficiente para cualquiera, independiente de fuerza o preparación física, edad o sexo: defender su vida con lo que poseía, su mente y su cuerpo.

A mediados de 1940, nació el Krav Maga por las manos de Imi Lichtenfeld (Z «L) en Israel, poco antes de su independencia. Un camino de vida para el hombre de los nuevos tiempos, que trae soluciones a cualquier tipo de violencia, sea ella armada o desarmada, contra uno o varios agresores e incluso contra ataques terroristas y situaciones con rehenes.

En 1948, con la independencia del Estado de Israel, el Krav Maga se convirtió en la única filosofía de defensa adoptada por el Tzahal, Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), policía y servicio secreto. En realidad, el nombre Krav Maga surgió a mediados de 1950, siendo llamado hasta entonces simplemente de defensa personal, o de defensa personal de Imi. Inicialmente, sus técnicas eran restringidas sólo a la elite militar israelí, pero a partir de 1964 se liberó la enseñanza a los militares en general y a la población civil dentro del Estado de Israel.

En ese momento su creador abrió 2 academias, una en Netanya y otra en Tel Aviv, con la intención de comenzar a enseñar a la población civil sus técnicas. Y entonces, a principios de 1968, llega en la academia de Tel Aviv un niño, de apenas 3 años de edad, para empezar a entrenar a Krav Maga. ¿Su nombre? Kobi Lichtenstein.

Sin embargo, la clase no era infantil y el pequeño niño quedaría sólo para algunas clases de experiencia, a fin de entender que eso aún no era para él. Sin embargo, ese período de experiencia se extendió, y se extendió aún un poco más. Hoy, el Maestro Kobi ya tiene más de 50 años de Krav Maga.

En 1971, Imi entrega el primer cinturón negro a Eli Avigzar y empeza el primer curso de instructores. En 1978 funda la Asociación de Krav Maga Israelí. Entonces, llega a la década de los 80 e Imi, con la preocupación de dar continuidad a su obra, y transmitirla al resto del mundo para las próximas generaciones, decide seleccionar un pequeño grupo que sería entrenado y preparado para este fin. El Maestro Kobi es parte deste grupo. En 1987, se dio salida del Krav Maga al mundo.

En 1990, el primer cinturón negro sale de Israel para establecerse en Brasil y difundir el Krav Maga: Maestro Kobi, como el único representante del arte en América Latina.

Al año siguiente, abre la 1ª academia de Krav Maga del continente, la Top Defense, que hoy es la sede oficial de la Federación Sudamericana de Krav Maga.

Poco a poco, el número de alumnos fue creciendo y luego llegó el primer curso de instructores en 1993. En 2000, los primeros cinturones negros. Y en 2010, hicimos la mayor clase de defensa personal de la historia, entrando para el Guinness Book, el libro de los récords mundiales. Hoy, tenemos el orgullo de decir que somos la mayor Federación de Krav Maga del mundo.

La creación del Krav Maga:

Por qué por Imi, por que en Israel?

El surgimiento del Krav Maga fue el resultado natural de la unión de dos historias: la historia de Imi, el creador del Krav Maga y la historia del Estado de Israel.

Desde muy pequeño, en el ámbito familiar, Imi aprendió la importancia de ser actuante en la sociedad. Su padre, detective dedicado e instructor de combate de la policía secreta, no medía esfuerzos para realizar su misión aún siendo el inspector con más arrestos de criminales peligrosos efectuados  en su país. La definición de cierto e incorrecto, el deber y el placer de ayudar al prójimo fueron valores básicos de su formación.

Como deportista, buscaba superar los límites de su cuerpo; como luchador, concluía que las técnicas de defensa y combate que existían no atendían a las necesidades de las calles. Las técnicas de gimnasios o ring de competiciones de nada valían en situaciones reales de confrontación.

En los años 30, con el fascismo y nazismo creciendo en Europa, las calles se volvían cada vez más violentas, la vida tenía que ser defendida en enfrentamientos sangrientos casi diarios. Necesitaba enfrentar decenas de enemigos al mismo tiempo, muchas veces solo, en una triste realidad donde muchos se lastimaban, muchos morían y pocos sobrevivían.

Se convirtió en el líder de grupos de resistencia que tenían como arma sólo su cuerpo, y como combustible, la obstinación de no ser abatido. Nunca.

El Oriente Medio en los años 40 estaba dominado por el mandato británico, que establecía reglas claras y duras, usando de fuerza para controlar la región y manipulando a los grupos que allí vivían, provocando discordia entre ellos. Por eso, varios grupos se organizaron para la defensa de la población; sin armas, sin números, pero con bravura.

Este es el escenario encontrado por Imi a su llegada a Israel. Su experiencia en enfrentamientos reales en Europa lo puso ante la misión de preparar a los grupos de defensa en poco tiempo para enfrentar enemigos bien armados y numerosos, garantizando la supervivencia de un pueblo.

El desafío fue exitoso, el pueblo sobrevivió. Conquistó la independencia, se construyó un país y se defendió de todos los intentos de conquista; incluso rodeado de enemigos, incluso contra amenazas terroristas, incluso contra todas las previsiones. El Tzahal, Fuerzas de Defensa de Israel (IDF), es mundialmente reconocido por sus resultados, habiendo iniciado su historia en los grupos de defensa entrenados por Imi, quien hasta sus últimos días, fue asesor y consejero de esta potente institución militar.

Un pueblo rodeado de enemigos, que insistía en seguir luchando, seguir sobreviviendo: el lugar de nacimiento. La visión, capacidad y compromiso de un líder nato, en un escenario de guerra: el hombre. Así fue y sólo así podría haber sido creado el Krav Maga.